¿Qué es la ciencia ciudadana, abierta, participativa o del “común”?

Ciencia ciudadana.

La ciencia ciudadana, del común, participativa, open science sugiere que la ciencia de alguna manera no es abierta o pregunta desde cuando la ciencia ha dejado de ser abierta y sobre el por qué la ciencia debe pensarse como proyecto abierto, abierto quiere decir que cualquiera puede ser parte de él con o sin conocimiento experto o previo.

Debido a la privatización y cada vez más fuerte mercantilización del conocimiento hemos comenzado a sospechar que nuestro modelo de comunicación social de la ciencia ha fracasado y que no es un tema popular o de interés público. El modelo del museo centralizado ha demostrado ser muy poco efectivo para transmitir conocimiento y dejar inquietudes en los asistentes, su impacto es minúsculo. Este modelo acepta como hecho que la gente no tiene información y que hay que proporcionarles de manera externa y bastante estática, ejemplo museos, ciclos de conferencias magistrales y artículos científicos. Este modelo genera la inquietud sobre si la divulgación de la ciencia es el único camino posible entre ciencia y sociedad o si hay otras nuevas formas por explorar.

Estas nuevas formas rescatarían una cierta noción de ciencia menos vinculada al saber experto, al conocimiento de un grupo de personas selectas que piensan de cierta manera o tiene cierta inteligencia particular del mundo y más bien pensar en una ciencia más cercana y pensada en los problemas que tienen la ciudadanía. Una ciudadanía incorporada al proceso de producción de las preguntas y también de las respuestas que da la ciencia.

Esta forma de “nueva ciencia” incluye la experiencia como un factor válido para generar conocimiento científico, hasta ahora la ciencia occidental ha tratado el conocimiento a través de la experiencia como demasiado influenciable, pobre y que no es sino ruido que hay que eliminarse de la empresa cognitiva para poder producir objetividad.

La ciencia ciudadana o del común, común porque es popular o de cualquiera, invita a que la ciudadanía sea parte del proceso de generación de conocimiento en todas sus partes y no sólo un apoyo en toma de datos para los científicos. La ciudadanía puede y debe ser parte en todo el proceso: desde el planteamiento de la pregunta investigativa, la metodología y la investigación es sí y también puede ser independiente de los expertos o buscar su apoyo para inquietudes o validaciones, por eso se le llama del común.

Adjunto una interesante entrevista a Antonio Lafuente:

Haz clic para acceder a ENTREVISTA-ANTONIO-LAFUENTE.pdf